octubre 1, 2022

Con más de 10.000 casos de viruela símica diagnosticados en varios países del continente americano y los contagios al alza, la Organización Panamericana de la Salud aprobó este viernes una resolución que busca ayudar a los Estados miembros a lograr un acceso equitativo a la vacuna contra la enfermedad.

La directora de la agencia, Carissa Etienne, explicó durante la reunión especial de la junta que actualmente solo está disponible una vacuna contra la viruela del simio de tercera generación y que su producción sea realizada por un único fabricante

A pesar de esta escasez de oferta, la Organización ya ha iniciado las primeras negociaciones con su productor.

Ante esta situación de hambruna, la resolución insta a Etienne a facilitar «una respuesta coordinada» y a tomar las medidas necesarias para ayudar a los Estados miembros «a tener acceso a esta vacuna a través del Fondo Rotatorio de la Organización».

Asimismo, solicita a los países de la región que continúen reconociendo al organismo y su Fondo Rotatorio “como el mecanismo técnico regional estratégico más apropiado para brindar un acceso equitativo a esta y otras vacunas”.

Las recomendaciones del Grupo Técnico Asesor de la Organización sobre Enfermedades Prevenibles por Vacunación, así como las del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional, estipulan que los países deben priorizar las vacunas para grupos específicos, así como para contactos estrechos de un caso confirmado, con el fin de maximizar su impacto considerando la oferta limitada.

La viruela del mono ya está en 24 países del continente americano

El director general de la Organización Mundial de la Salud declaró el 23 de julio el brote de viruela del simio como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

El brote comenzó a mediados de mayo y hasta ahora ha afectado a 89 países de todo el mundo.

En el continente americano se han notificado más de 10.000 casos de la enfermedad en 24 países desde el comienzo del broteuna cifra que representa el 38% de los casos globales.

“La declaración de emergencia de salud pública de importancia internacional vino con recomendaciones detalladas tanto para países y territorios que no han detectado ningún caso como para aquellos que ya tienen casos importados o transmisión en sus comunidades”, dijo Etienne.

La directora de la dependencia agregó que cree que la transmisión del virus de la enfermedad puede detenerse «cuando se apliquen adecuadamente las medidas recomendadas».

Entre las sugerencias para poner en práctica que la Organización trabaja con los Estados Miembros se encuentran la comunicación de riesgos y la participación de las comunidades afectadas, la detección temprana y vigilancia, el tratamiento y aislamiento de pacientes, y el seguimiento de contactos.

Sin embargo, Etienne agregó que «la vacunación previa o posterior a la exposición podría ser un complemento de otras medidas».

Continuar leyendo este Titular: La OPS apoyará el acceso equitativo a la vacuna contra la viruela del mono en América