octubre 3, 2022

Seis expertos de la ONU* pidió el miércoles al Consejo de Derechos Humanos que abra una investigación internacional sobre la explosión masiva en el puerto de Beirut hace dos años, con el fin de asegurar justicia para los que murieron y resultaron heridos.

El 4 de agosto de 2020 se registró una fuerte explosión que mató a más de 200 personas y diezmó gran parte de la capital libanesa. La causa fue un acopio de nitrato de amonio en un depósito portuario.

En un comunicado conjunto, los relatores especiales recordaron que la explosión destruyó 77.000 viviendashirió a 7.000 personas y desplazó a más de 300.000, incluidos 80.000 niños.

“Esta tragedia marcó una de las mayores explosiones no nucleares de la historia reciente, pero el mundo no ha hecho nada para averiguar por qué sucedió”, señalaron los expertos.

La gente sigue esperando justicia

“En el segundo aniversario de la explosión, lamentamos que el pueblo del Líbano siga esperando justicia y pedimos que comenzar sin demora una investigación internacional”, recalcaron.

Poco después de la explosión de 2020, 37 expertos en derechos humanos emitieron una declaración conjunta instando al gobierno libanés y a la comunidad internacional a responder efectivamente a los llamados a la justicia y la restitución.

Sin embargo, la investigación nacional ha sido obstruido varias veces, señalaron los expertos.

Por ello, -añadieron- los familiares de las víctimas han pedido a la comunidad internacional que inicie una investigación independiente ordenada por el Consejo de Derechos Humanos, con la esperanza de que dar las respuestas que las autoridades libanesas no han podido proporcionar.

ONU/Eskinder Debebe

El secretario general António Guterres (centro) coloca una ofrenda floral para las víctimas de la explosión en el puerto de Beirut.

negligencia y corrupcion

La explosión y sus secuelas han puesto aún más de relieve la problemas sistémicos de gobierno negligente y corrupción generalizada en el Líbano, dijeron los expertos.

El grupo de relatores especiales visitó recientemente ese país y constató que no se han establecido responsabilidades por la explosión, que las zonas afectadas siguen en ruinas y que los fondos de reconstrucción de la comunidad internacional apenas han comenzado a llegar a los legítimos beneficiarios.

Además, sigue siendo muy difícil acceso a los alimentos y otros bienes básicos en el país en crisis.

Líbano importa hasta el 80% de sus alimentos y la explosión dañó el principal punto de entrada y el silo de granos de la nación.

Escasez, devaluación e inflación

La población también debe luchar todos los días para acceder a suministros esenciales como combustible, electricidad, medicamentos y agua limpia; la moneda ha perdido más del 95% de su valor en los últimos dos años, y la tasa de inflación promedio en junio llegó a cerca de 210%, señalaron los expertos.

También recordaron que algunos países prometieron ayudar a las personas en el Líbano después de la explosión, deplorando que hasta ahora no han hecho lo suficiente para hacer justicia e iniciar una investigación internacional.

Los firmantes de la declaración son: Michael Fakhri, relator especial sobre el derecho a la alimentación; Olivier De Schutter, relator especial sobre pobreza extrema y derechos humanos; Morris Tidball-Binz, relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias; Obiora Okafor, experta independiente en derechos humanos y solidaridad internacional; David Boyd, relator especial sobre derechos humanos y medio ambiente; y Balakrishnan Rajagopal, Relator Especial sobre el derecho a una vivienda adecuada.

* Los relatores especiales son parte del Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el cuerpo más grande de expertos independientes en el sistema de Derechos Humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo establecidos por el Consejo para tratar situaciones específicas en países o temas en todo el mundo. el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual.

Continuar leyendo este Titular: Expertos de la ONU piden investigar la explosión de 2020 en el puerto de Beirut