noviembre 27, 2022

Conectar desde las emociones a través de una historia, transmitir un mensaje que deje un aprendizaje, y en definitiva causar impacto en la audiencia son algunos de los objetivos del storytelling. Es una técnica cada vez más utilizada por las marcas que apelan a historias memorables para vender más.

Javier Lourenco, director de Flamboyant Paradise, es uno de los mayores referentes argentinos en la materia. Ganador de más de 200 premios internacionales como Cannes Lions, Clio, One Show, New York Festivals, London IAA y Fiap, ha trabajado con marcas como Coca Cola, Gatorade, Pepsico, P&G, Unilever, Toyota, entre muchas otras.

En 2018 ganó los Premios Webby al mejor comercial de YouTube por el cortometraje Corazón de Lio de Gatorade, video que tuvo una enorme repercusión internacional. Convocado por la Asociación de Profesionales de Marketing (APMKT) de Rosario, manifestó: “Las marcas necesitan storytelling porque deben transmitir algo, más allá de vender”.

Qué debe tener una marca para enganchar al público

“Una marca para el consumidor tiene que tener actitud, valores, y eso se transmite a través de historias”dijo en una transmisión en vivo a través de Instagram, y agregó: «Es como con las relaciones humanas: hay que generar vínculos y conectar emocionalmente con el consumidor».

Destacó que hasta la década de los 80 las marcas buscaban proyectar un estilo de vida y tratar de vender desde ese lado, pero desde entonces la relación con el público cambió por completo. “Las firmas bajaron a la tierra, empezaron a transmitir cosas más reales, alcanzables, para conectar con el público desde el mismo nivel”, dijo Lourenço.

Al armar el guión narrativo, consideró que nunca se debe olvidar la estructura clásica de inicio, desarrollo y conclusión, y que debe dejar un mensaje: la historia no puede estar vacía. Por otro lado, resaltó que los primeros seis segundos son clave, porque si no pega para entonces, la gente deja de prestar atención.

humor y emocion

“Para armar una buena historia tienes que saber mucho sobre el tema del que quieres hablar. Deben investigar, hablar con la gente, ponerse en el lugar de los protagonistas”, listado. Lo que más paga a la hora de valorar una buena pieza es la originalidad, y contar una historia donde el producto no entra forzado ni tiene que ser siempre la solución a todos los problemas, sino que está presente acompañando.

Consultado sobre las peculiaridades del público argentino, mencionó que aunque no es homogéneo, en las grandes ciudades predomina el gusto por el humor sarcástico e irónico. “Es un público inteligente, al que no hace falta que le cuentes todo porque la idea acaba en su cabeza. En ese sentido se parece más al inglés que al norteamericano”el Señaló.

Finalmente, reconoció que en los últimos tiempos ha habido un crecimiento de las historias publicitarias que apelan más a la lucha social, con temas como la diversidad y la ecología en primer plano. Y aunque reconoció su importancia, consideró que también se deben recuperar aquellos más ligados al humor. “Lo mejor sería lograr un equilibrio, más allá de que cada marca, cada producto y cada momento requieran formas distintas de contar las cosas”Cerro.


Continuar leyendo este Titular: Storytelling: cómo hacen las marcas para contar historias imborrables con las cuales vender más |