noviembre 30, 2022

Fue en los años cuarenta cuando el poder de la saco gris se hizo más que evidente, catapultando su estatus como prenda de vestir primordial en el día a día de muchos hombres alrededor del mundo. Especialmente, por supuesto, en las zonas más afectadas por los conflictos armados de la época. Después de la Segunda Guerra Mundial, las reglas del estilo —y de todo, en realidad— fueron llevadas a los más altos niveles de racionalidad; en aquellos días ya no había tela suficiente para los elaborados trajes de corte completo de antaño y los diseños debían adoptar un espíritu extremadamente minimalista. Además, un fino aire de sutileza y sobriedad comenzó a posarse sobre cada posible creación, obviamente haciendo que la Gris se convirtió en el color por excelencia de «los elegantes» y «los distinguidos» en términos de modernidad.

Por supuesto, se abandonó el doble botonadura, las solapas se estrecharon y los puños quedaron lisos. El chaleco sastre se volvió prescindible y los tejidos volcaron su mirada hacia la ligereza.

Haz magia con lo que tienes.

Christian Vierig/Getty Images

Considerando todo esto -dejando un poco de lado la propuesta del traje zoot propuesto por una juventud rebelde y contracultural—, podemos comprender mejor entonces el nacimiento y la gran autoridad que hoy tiene el saco gris por todos nosotros.

Pero… ¿cómo usarlo para exprimir todo ese potencial e inigualable historial de estilo que porta? No temas más, amigo nuestro. Para eso estamos aquí. Así que no lo dudes, compra el tuyo y combínalo a la perfección.

Pantalón gris contraste

Continuar leyendo este Titular: Saco gris: aprovéchalo al MÁXIMO con estos 13 básicos perfectos