noviembre 27, 2022

Sin duda, una de las grandes novedades que ha dejado la pretemporada del Barça ha sido la aparición de Raphinha. Desconocido para un amplio sector de la afición -venía del Leeds United, que salvó su categoría en la Premier League sobre la bocina-, ha aterrizado completamente de pie. No se ha achicado en ningún momento, al contrario, y ha sido el fichaje que mejor se ha adaptado al equipo.

Ha disputado cinco partidos de pretemporada y ha sido el jugador que más goles ha participado: cuatro asistencias y dos goles han sido sus registros en esta serie de amistosos. Debutó con dos pases de gol y una diana ante Inter Miami. En su segundo partido, un auténtico clásico ante el Real Madrid, fue el autor del único gol del partido. Un auténtico gol, imparable para Courtois.

Ante New York Red Bulls sumó otro pase de gol, al igual que ante Pumas UNAM en el Trofeo Joan Gamper. Su mejor aliado ha sido Dembélé, que le ha servido dos asistencias en estos partidos de verano. Ambos han mostrado su clara sintonía y, pese al debate que se ha creado sobre su ‘incompatibilidad’ como laterales, ambos han demostrado que pueden jugar a la vez.

Petición expresa de Xavi Hernández, el brasileño parece haber estado más tiempo en el Barça que otros futbolistas. El técnico blaugrana ha destacado la importancia de jugar con extremos abiertos, con el uno contra uno, comprensión de juego, capacidad de asociación y, por supuesto, gol. Características que definen el desempeño de Raphinha durante esta pretemporada. Habrá que comprobar si consigue mantener esta regularidad cuando arranque el curso oficial.

Continuar leyendo este Titular: Raphinha: de incógnita a realidad