octubre 3, 2022

Ni que decir tiene que los tiempos que vivimos económicamente hablando (teniendo en cuenta los cambios abruptos en el gabinete nacional), el dólar que sube y los precios que suben, me sale el hastío, el cansancio y la preocupación de los ciudadanos que van de la mano.

Por ejemplo, ir al supermercado, hoy es un momento de «dolor de cabeza» Y «Del bolsillo»para muchos que se sorprenden con el aumento diario de productos y más de los básicos que componen la Canasta Básica de Alimentos (CBA) En ese sentido, se podría decir que una neuquina tuvo su momento de «catarsis» en la puerta de un supermercado ubicado en la parte baja de la capital.

El reloj marcaba aproximadamente las 11:30 de la mañana, y los peatones y automovilistas que circulaban por la céntrica calle Bahía Blanca al 300 se sorprendieron al escuchar «patadas fuertes». Se podría decir que una señora de 50 años que acababa de salir de hacer la compra, mientras metía en la bolsa la mercadería que había en el carrito (que no era mucha), se la escuchó llevarla totalmente. «Todos nos vamos a ir al infierno»; «La estafa… del loro»; «Siempre lo mismo, todo caro».

Una joven que en ese momento pasaba por ahí se preocupó porque no entendía qué le pasaba a la mujer y luego entendió que estaba totalmente indignada por los altos precios de diferentes artículos. “Mientras guardaba una botella de leche, un paquete de arroz, y uno de harina, y otras cosas, yo seguía insultando pero muy afuera en la puerta de La Anónima”, dijo la vecina que al principio no supo si contenerla o simplemente dejarla seguir con su catarsis.

Y así fue, siguió “desahogándose”, luego agarró sus dos bolsos y en dirección a la calle Félix San Martín siguió su camino, claramente muy confundida.

Sobra decir que la situación económica en todo el país y específicamente en la región es motivo de gran preocupación. Falta de comida en las góndolas y precios (que para la inflación), están por las nubes, mientras que los salarios, en muchos casos, parecen «congelados».


Continuar leyendo este Titular: “Nos vamos a ir todos a la mierda”: sacada en el súper por los precios