noviembre 30, 2022

Unas 236.000 personas mueren anualmente por ahogamiento, el 90% de ellas en países de ingresos bajos y medianos. Estas muertes generalmente ocurren cuando las personas realizan actividades rutinarias como bañarse, viajar en botes o transbordadores, recolectar agua para uso doméstico o pescar. Los niños menores de cinco años corren mayor riesgo.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirmó que la mayoría de estas muertes se pueden prevenir mediante soluciones de bajo costo que han demostrado ser efectivas.

Por eso, al conmemorar este lunes el Día Mundial para Prevenir los Ahogamientos, la OMS publicó seis sencillas recomendaciones que pueden ayudar a salvar vidas: instalar barreras que controlen el acceso al agua; entrenar a los transeúntes en rescate y reanimación; enseñar a los niños a nadar y la seguridad en el agua; implementar servicios de guardería supervisados ​​para niños; establecer y hacer cumplir normas seguras de transporte marítimo, transporte marítimo y transbordadores; y mejorar la gestión del riesgo de inundación.

La ONU ayuda a la población afectada por la violencia en la capital de Haití

PMA/Theresa Piorr

Residentes de Cité Soleil, en Port-au-Prince, Haití, hacen fila para recibir suministros humanitarios.

Desde el pasado martes 19 de julio, los organismos de socorro de las Naciones Unidas en Haití distribuyen suministros vitales a las personas más vulnerables del barrio Cité Soleil de Port-au-Prince, fuertemente afectado por la violencia de las últimas semanas.

Entre otras provisiones, los organismos han entregado kits de higiene, láminas plásticas, bidones, frazadas, lámparas solares, agua potable para 20.000 personas y alimentos como arroz, frijol y aceite para 15.000 personas. Además, se ha brindado apoyo psicosocial a 780 niños.

La coordinadora humanitaria de la ONU en Haití, Ulrika Richardson, destacó que las necesidades en Cité Soleil son inmensas y crecientes debido a la pobreza, la falta de servicios básicos, la inseguridad y el reciente aumento de la violencia.

«La ONU se compromete a continuar brindando ayuda a los niños, mujeres y hombres necesitados más vulnerables, con base en los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia», dijo Richardson.

Jóvenes participando en una manifestación a favor de la democracia en Myanmar.

UNSPLASH/Pyae Sone Htun

Jóvenes participando en una manifestación a favor de la democracia en Myanmar.

El domingo, los medios oficiales de Myanmar informaron que el ejército había ejecutado a cuatro personas, incluido el exdiputado de la Liga Nacional por la Democracia, Phyo Zeya Thaw, y el activista por la democracia Kyaw Min Yu. Hla Myo Aung y Aung Thura Zaw fueron los otros dos hombres ejecutados.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó enérgicamente estas ejecuciones, llevadas a cabo desafiando los reiterados llamamientos de las Naciones Unidas y la comunidad internacional para que no se ejecutaran las sentencias de muerte.

Michelle Bachelet expresó gran consternación. “Este paso cruel y regresivo es una extensión de la actual campaña represiva de los militares contra su propio pueblo. Estas ejecuciones, las primeras en Myanmar en décadas, son crueles violaciones de los derechos a la vida, la libertad y la seguridad de una persona y las garantías de un juicio justo. Que los militares amplíen su masacre solo profundizará la crisis que ellos mismos han creado”, advirtió.

Bachelet también pidió la liberación inmediata de todos los presos políticos y otras personas detenidas arbitrariamente, e instó al país a restablecer su moratoria de facto sobre el uso de la pena de muerte como un paso hacia la abolición definitiva de ese castigo.

Expertos de la ONU instan a Australia a repatriar a sus ciudadanos en Siria

Centro de detención.

ONU / Andrew Bardwell

Centro de detención.

Un nutrido grupo de relatores especiales* expresó su frustración y preocupación después de que se confirmara la muerte del adolescente australiano Yusuf Zahab en un centro de detención en el noreste de Siria.

Se cree que el menor murió a causa de las heridas sufridas, agravadas por la falta de tratamiento médico adecuado durante y después del ataque de ISIL en enero pasado en el campamento de Al Hasakah en el noreste de Siria.

En tres comunicaciones anteriores al gobierno australiano, los expertos expresaron su preocupación por la detención de niños en Siria, instando al gobierno a repatriar a sus ciudadanos.

Los expertos lamentaron que, a pesar de sus súplicas, el gobierno australiano no haya logrado hasta ahora repatriar a sus ciudadanos de los campos y centros de detención sirios. Esos detenidos son principalmente mujeres y niños.

“La repatriación de mujeres y niños vulnerables es factible y posible. El gobierno australiano tiene la capacidad de hacerlo. Muchos otros gobiernos lo están haciendo. Australia tiene un sistema avanzado de bienestar infantil, educación, justicia penal y salud capaz de abordar las necesidades de estos niños y sus madres. La falta de repatriación es una abdicación de las obligaciones del tratado de Australia y sus obligaciones morales más profundas para proteger a los niños más vulnerables de Australia».

La ONU lamenta la muerte de 17 personas frente a las costas de las Bahamas

La inseguridad en Puerto Príncipe y sus alrededores ha empeorado dramáticamente desde principios de mayo, afectando gravemente los medios de subsistencia de los haitianos.

PMA

La inseguridad en Puerto Príncipe y sus alrededores ha empeorado dramáticamente desde principios de mayo, afectando gravemente los medios de subsistencia de los haitianos.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) expresa profunda tristeza por la muerte de al menos 17 personas que se ahogaron luego de que la embarcación en la que viajaban zozobrara la mañana del domingo cerca de las costas de las Bahamas. Se cree que estas personas procedían de Haití.

Los informes sugieren que había 50 personas en el bote bimotor cuando volcó. Veinticinco personas fueron rescatadas y al menos 17, incluidas mujeres y niños, fallecieron en el incidente.

Como resultado de la inestabilidad en Haití, varias oleadas de movimientos mixtos han abandonado el país en los últimos años. Recientemente, la violencia de las pandillas ha aumentado dramáticamente, en medio de desastres naturales, inseguridad alimentaria y falta de trabajo y medios de subsistencia.. Como resultado de las precarias condiciones humanitarias y de seguridad, el número de personas que salen de Haití por mar ha aumentado considerablemente en los últimos meses.

ACNUR aplaude los esfuerzos de rescate de la Real Fuerza de Defensa de Bahamas, que ha salvado la vida de 25 personas. Los rescates en el mar constituyen un imperativo humanitario y una obligación en virtud del derecho internacional. La coordinación, la solidaridad y el reparto de responsabilidades son fundamentales para responder con eficacia al creciente número de viajes peligrosos por mar.

ACNUR es…

Continuar leyendo este Titular: Muertes por ahogamiento, ayuda humanitaria en Haití, ejecuciones en Myanmar, Siria… Las noticias del lunes