noviembre 26, 2022

El ex constituyente de RN Christian Monckeberg aseguró que la Convención Constituyente logró «revalorizar el trabajo de la derecha» en ciudadanía, indicando que con el pasar de los meses recibieron un gran apoyo en buscar tener una buena propuesta de Carta Fundamental: “Pasamos de difuntos a mártires«, indicó.

En una entrevista revelada este sábado en TerceroMonckeberg señaló que el apoyo a su trabajo en el órgano constituyente “lo percibí en la calle todos los días (…) Quedó la idea de que una parte importante de la derecha está dispuesta a tener una nueva Constitución«.

A pesar de que “en la primera etapa fue súper duro, de desconocimiento, de desconfianza, de crítica. Con el paso del tiempo me fui dando cuenta en la calle de cómo se valoraba el esfuerzo que hacíamos para que funcionara bien y nos animaron a seguir por ese camino y me dijeron que ayudara a hacer una buena Constitución».

«Pasamos de difuntos a mártires, la Convención revaloriza el trabajo de la derechaque se vea más abierto al diálogo para hacer cambios profundos”, señaló el exministro en el gobierno de Sebastián Piñera.

En esa línea, el exconvencional indicó que “salvo dos o tres artículos” el texto presentado no tiene nada que refleje las ideas propuestas por la derecha, que, a su juicio, “se da cuenta del déficit político y del histórico error político de la izquierda para excluirnos del debateno sólo a nosotros, sino también a una parte del centro-izquierda».

“Pero desde el punto de vista político demostramos que somos una fuerza que tiene ideas y comunicacionalmente logramos transmitir los errores que se estaban cometiendo”, subrayó, en todo caso, al citado medio.

Finalmente, Monckeberg aseguró que “la actitud mayoritaria de la izquierda de no avanzar en los acuerdos hizo que nuestra gente perdiera el optimismo y la hiciera ser mucho más crítica. Yo creo que el responsable del resultado de la Convención fue la izquierda«.

Continuar leyendo este Titular: Monckeberg: «Pasamos de funados a mártires, la Convención hizo revalorizar el trabajo de la derecha»