septiembre 28, 2022

01/08/2022 a las 00:35

est


Para la junta militar de Malí, el presidente francés ha incurrido en «difamación» al vincular a dicho batallón con las autoridades del país

La junta militar gobernante en Malí acusó hoy al presidente de Francia, emmanuel macron de «difamación» y despertar el «odio étnico» en el país africano tras las declaraciones del presidente francés durante su gira esta semana por varios países africanos.

En un comunicado, el gobierno de transición acusa a Macron de «acusaciones erróneas» contra Bamako en referencia a los vínculos entre el grupo militar ruso Wagner y las autoridades maliensesquien además los acusó de “ejercer violencia contra una etnia”.

Durante su viaje a Guinea-Bissau, Macron consideró el pasado jueves en rueda de prensa que la complicidad «de facto» entre la junta militar y el grupo Wagner no podía luchar contra él terrorismo.

«El gobierno de transición condena enérgicamente estas palabras odiosas y difamatorias del presidente francés, y toma como testigo a la opinión nacional e internacional sobre estas graves acusaciones que despertarán el odio étnico y atentado contra la convivencia, la cohesión y la armonía entre los malienses»lee la nota.

La junta militar también acusó a Francia de «siempre trabajo para la división» del país africano.

A finales del pasado mes de enero, el gobierno de transición de Malí expulsó al embajador francés, Joël Meyer, después de que funcionarios franceses, incluido el ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, cuestionar la legitimidad de la junta militar gobernante en Malí.

Además, las autoridades malienses Retiraron definitivamente el pasado mes de abril la licencia de emisión a los medios galos Radio France Internationale (RFI) y France24, tras acusarlas de difundir información falsa sobre el Ejército de Malí.

El 2 de mayo, la junta militar declaró incumplido el tratado de cooperación en materia de defensa que firmó con el gobierno francés en 2014, así como las que determinan el estatuto de las fuerzas antiterroristas francesas de las misiones Barkhane y Takuba, que luego Francia fue retirando paulatinamente del país.

El Estado maliense, gobernado por una junta militar tras dos golpes de Estado en menos de un año, no controla amplias zonas del país, concretamente el norte y el centro, donde la administración central está prácticamente ausente mientras ataques perpetrados por diferentes grupos yihadistas.

Continuar leyendo este Titular: Mali acusa a Macron de “suscitar odio” por sus declaraciones sobre el batallón Wagner