enero 27, 2023

02/08/2022 a las 23:11

est


El proyecto de ley de información clasificada detalla todo el procedimiento para la protección de los documentos reservados, las garantías y su acceso público | También incorpora un régimen sancionador para quien, por ejemplo, difunda documentos secretos que atenten gravemente contra la seguridad del Estado.

36 páginas, 48 ​​artículos y 11 disposiciones dan el primer entierro a una ley franquista, la del secreto de Estado de 1968. Es la proyecto de ley de información clasificada, aprobada en primera lectura el pasado lunes por el Consejo de Ministros y que ahora será estudiada por los órganos consultivos antes de que el Ejecutivo la analice por segunda vez y la remita a las Cortes para su tramitación parlamentaria. El presidente, Pedro Sánchez, Está abierto a cambios incluso antes de que la ley llegue al Congreso, consciente del rechazo que ha generado en Unidas Podemos, aunque también advierte que está dispuesto a hablar con «todos» los grupos. Es pronto para definir posibles alianzas y anticipar las modificaciones de una ley que, según el Ministro de la Presidencia y responsable de la norma, Félix Bolaños caminará en fila con otros sistemas legales de los socios de la UE y la OTAN.

El borrador, al que tuvo acceso este diario [aquí en PDF]describe el categorías de protección, quiénes son los órganos competentes y los procedimientos de clasificación, desclasificación y reclasificación; señala cómo es el mecanismo de acceso a la información, detalla el tratamiento de la información sensible, especifica cómo se realizará el intercambio de documentos protegidos con otros países y organizaciones, describe los acceso parlamentario y control jurisdiccional, establece cómo se levanta el veto a los archivos posfranquistas y estipula el régimen sancionador, que incluye multas que oscilan entre los 50.000 y los tres millones de euros. Estos son los puntos más importantes del anteproyecto aprobado por el Consejo de Ministros y fruto del trabajo de cinco ministerios: Presidencia (Félix Bolaños), Asuntos Exteriores (José Manuel Albares), Justicia (Pilar Llop), Defensa (Margarita Robles) ) e Interior (Fernando Grande-Marlaska). Cuando el texto sea finalmente aprobado por las Cortes, derogará la ley franquista de 1968 y el decreto que la desarrolla, de 1969, también de la dictadura.

Las categorías: Alto secreto, Secreto, Confidencial y Restringido

A partir de la entrada en vigor de la nueva ley, la información sensible podrá ser clasificada en cuatro categoríassegún el grado de protección exigido: ultrasecreto (para los documentos más sensibles, aquellos cuya divulgación o uso indebido pueda suponer una amenaza o perjuicio de extrema gravedad para los intereses de España), secreto, confidencial y restringido.

La información de alto secreto se desclasificará automáticamente después de 50 añosy podrá prorrogarse de manera «excepcional y motivada, siempre antes del vencimiento del plazo, por 15 años más«. Los documentos catalogados como secretos serán públicos después de 40 años (aunque una prórroga excepcional es posible y motivada por diez años más).

Los clasificados como confidenciales serán automáticamente desclasificados una vez transcurrido el plazo específico señalado por la autoridad de clasificación, que se de siete a diez años, no renovable. Y la información restringida será de dominio público después de un período de de cuatro a seis añosque tampoco será prorrogable.

Los archivos de cualquier protección también pueden ser desclasificados como consecuencia de un «evento informado». cierto, futuro y previsible«,…

Continuar leyendo este Titular: Ley de secretos oficiales | Cuatro categorías, multas de hasta tres millones de euros… las claves de la nueva ley de secretos