noviembre 27, 2022

Una pequeña planta de araucaria, de dos años y apenas dos centímetros de largo, creciendo dentro de un tubo de ensayo con medio de cultivo, diversas especies de hongos en bolsas y semillas de distintas especies arbóreas, son solo una parte de lo que se puede ver dentro de los laboratorios de Genética, Hongos y Biomasa del Instituto Nacional Forestal (INFOR)del región del biobiouna de las sedes de este organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y que está enfocada al desarrollo del área forestal del país, a través de la investigación y transferencia de conocimiento e innovación.

Estas instalaciones operan bajo estándares internacionales y en ellas trabajan científicos que se dedican a acercar la ciencia a la pequeña y mediana agricultura. Desde hace años investigan para aumentar la productividad de este sector -sin dejar de lado el enfoque sostenible- y en unos meses sumarán un nuevo espacio a sus dependencias. Se trata del Laboratorio de Genómica Forestal, a cargo de seis profesionales del área de Biotecnología Vegetal y Genética Forestal, cuyo principal objetivo será mejorar y conservar la genética de especies forestales nativas y exóticas. ¿Cómo lograrán esto? Mejorar su adaptabilidad a los efectos negativos del cambio climático y aumentar su productividad comercial.

Continuar leyendo este Titular: Investigadores adaptarán árboles nativos para que resistan al cambio climático