febrero 7, 2023

La suma de la creciente inseguridad alimentaria, el hambre y la desnutrición en el Cuerno de África ha generado un emergencia sanitaria compleja en el que los riesgos para la salud aumentan y el acceso a la atención médica se reduce cada día, advirtió este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En conferencia de prensa desde Dakar, Senegal, la Subdirectora General de Respuesta a Emergencias de la OMS, Ibrahima Soce Fall, indicó que más de 80 millones de personas sufren inseguridad alimentaria que no se había observado en décadas en el Cuerno de África.

Fall advirtió que de ese número de personas, hay millones que están en alto riesgo de inanición.

Para asistir a esta población, explicó, la agencia de la ONU ha ampliado sus operaciones en siete países: Yibuti, Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán del Sur, Sudán y Uganda.

© UNICEF/Ismail Taxta

Este niño de un año gravemente desnutrido está recibiendo atención en un hospital en Dolow, Etiopía.

Cuidado de niños desnutridos y enfermos

El objetivo principal en este momento es garantizar que los niños gravemente desnutridos y enfermos reciban la atención que necesitan, lo que significa tener suministros y equipos médicos vital.

La OMS subrayó la urgencia de detectar brotes temprano de enfermedades como el sarampión, el cólera y la meningitis.

Entre otras tareas, la agencia de la ONU trabaja para identificar brechas en el acceso a los servicios médicos para, en coordinación con sus socios humanitarios, llegar a la población más marginada.

Estas actividades requieren recursos, por lo que la OMS instó a la comunidad internacional de donantes a reunir $ 123,7 millones para cubrir su obra hasta diciembre de este año.

Mientras tanto, la Organización ha desembolsado 16,5 millones del fondo de emergencia.

“La OMS debe actuar ahora para evitar que las personas mueran de hambre y enfermedades, pero no puedo hacerlo soloCaída estresada.

Una madre con su hijo en brazos pasa junto a los cadáveres de ganado muerto por una grave sequía en Marsabit, Kenia.

© UNICEF/Oloo

Una madre con su hijo en brazos pasa junto a los cadáveres de ganado muerto por una grave sequía en Marsabit, Kenia.

No subfinanciar ciertas crisis y sobrefinanciar otras

Según el jefe de Respuesta a Emergencias, El impacto de la guerra en Ucrania en los mercados de alimentos ha provocado un aumento significativo en el número de personas que necesitan ayuda, superando así las proyecciones presupuestarias de la OMS.

En este contexto, Fall subrayó la importancia de no asignar recursos excedentes a algunas crisis, dejando otras al margen y sin fondos suficientes.

En el mismo tenor y con respecto a la viruela del monoFall lamentó que, como antes el zika, se necesitaron casos para llegar a los países desarrollados para que la enfermedad llamara la atención.

«Debe ser poner fin a este tipo de discriminación y se debe incrementar la investigación para ayudar a los países y poblaciones más vulnerables a responder a la enfermedad”, señaló.

Afirmó que la situación en el Cuerno de África es el peor registrado en 70 añosdetallando que sólo en Kenia, Somalia y Etiopía hay siete millones de niños con desnutrición aguda.

En Somalia, además, la cobertura de vacunación contra el sarampión y la DTP3 no alcanza el objetivo del 95 %, mientras que varios países han notificado brotes de sarampión y cólera.

Familias desplazadas afectadas por la sequía, en la Región Somalí de Etiopía.

© UNICEF/Zerihun Sewunet

Familias desplazadas afectadas por la sequía, en la Región Somalí de Etiopía.

Hasta 20 millones de personas podrían morir

“La desnutrición y la enfermedad forman un círculo vicioso. los la inacción no es una opciónsi no actuamos, podrían morir hasta 20 millones de personas”, enfatizó Fall.

Por su parte, la responsable de Incidentes, Sequía y Crisis de Inseguridad Alimentaria en el Cuerno de África de la OMS sumó su voz a la de Fall para llamar la atención sobre la empeoramiento de la situación humanitaria en la región.

Desde Nairobi, Kenia, Sophie Maes advirtió que entre 37 y 50 millones de personas sufren un grado de desnutrición en el que están agotando sus reservas para sobrevivir.

Maes dijo que, a diferencia de crisis anteriores, la prevención de la inseguridad alimentaria, incluida la alimentación suplementaria general, no contó con fondos suficientes porque estos fueron canalizados hacia otras crisis.

Como ejemplo de la gravedad de la situación, citó la cortes que el Programa Mundial de Alimentos tuvo que hacer con las raciones de alimentos y el número de beneficiarios por falta de recursos.

Por si fuera poco, prosiguió Maes, cuatro temporadas consecutivas de lluvias fallidas y pronósticos de áreas más secas en algunas áreas, mientras que inundaciones severas en otras, exacerban los riesgos para la salud.

Falta de agua potable, mayor riesgo de violencia de genero y conflicto localson otros factores que amenazan la salud física y mental de la población del Cuerno de África.

Continuar leyendo este Titular: Cuerno de África: La OMS solicita fondos para evitar muertes por hambre y enfermedades