septiembre 28, 2022

La maestra local Martina Ferrer continúa con su proyecto «Arte que cura». En esta ocasión, y con motivo del Día del Niño, vende combos de pasta a $550. El producto de la venta se destinará a la compra de artículos de librería y juegos educativos para llevar a los niños que se encuentran hospitalizados por tratamiento oncológico en el Hospital del Niño La Santísima Trinidad y en Casa Soles, un espacio dedicado a recibir a la familia de los más pequeños.

Así lo explicó Ferrer a El Diario, donde comentó que acude una vez al mes a ambos lugares de Córdoba capital para ofrecer actividades recreativas a los niños. Cabe señalar que la docente de nivel inicial en estimulación temprana en arteterapia y psicomotricidad trabaja desde hace años en su taller de arte para niños de diferentes edades.

Previamente, y tal y como hemos publicado desde este medio, ha realizado numerosas entregas de triciclos y bicicletas con portasueros a diferentes entidades sanitarias de la provincia.

“Después de la pandemia pude reingresar al Hospital, donde atiendo la sala 200, dedicada al área de oncología. Allí, junto a Florencia, de la fundación Manitos Solidarias, realizan diferentes actividades recreativas vinculadas al arte”, destacó.

En ese sentido, precisó que elige el arte porque “los niños deben pasar mucho tiempo en una habitación, entonces pienso ofrecerles algo para que se concentren en las actividades recreativas, porque con los juguetes la diversión dura menos”. “Creo que pintar, crear con porcelana fría o jugar con plastilina ayuda a estimular más la parte sensorial de las manos y distrae y saca a los pequeños de lo que les está pasando a veces”, asevera.

“En la caja incluyo fibras, lápices, masa, formas de madera para pintar, hojas y papeles de colores. Lo llamé una caja de “Arte que cura” porque considero que el arte ayuda mucho a sanar momentos muy difíciles, como el que están pasando los niños”, dijo Ferrer.

A su vez, precisó que, para ella, “el Día del Niño es muy importante, sobre todo para estos niños que están pasando por procesos tan difíciles. Deben pasar por tratamientos tan complicados e intensos, por lo que considero que, más allá de llevarles un regalo, es mucho más importante acompañarlos, estar con ellos, hacer actividades, para que puedan distraerse un rato y sacarles una sonrisa. a veces».

Acompañar el proceso

“Es fundamental acompañar el proceso que están pasando los chicos, porque están todo el día en un cuarto soportando pinchazos, sueros, estudios y quimioterapias”, dijo la docente, y agregó: “Uno llega ofreciendo un momento diferente para que puedan despejar su mente a través de pequeñas actividades.

En tanto, comentó: “Cada vez que regreso del Hospital, traigo conmigo un mensaje diferente y sentimientos encontrados. A veces vuelvo desarmado, otras veces muy fortalecido, pero siempre convencido de que hay que acompañar estos procesos”. “La lucha de los niños te deja muchas lecciones de vida, porque en lugar de jugar en una plaza o en la escuela están hospitalizados, pero tienen una luz de esperanza y mucha fe para darlo todo y poder salir de esta enfermedad. » Él mencionó. .

Finalmente, concluyó: “La gente puede colaborar con lo que quiera, desde juguetes hasta lápices, fibras, témperas. Cada grano de arena que agrego es una inmensa montaña de ayuda”.

Quienes estén interesados ​​en comprar los combos o donar juguetes pueden comunicarse con Martina al número 3534061704. Fecha de entrega, sábado 6 de agosto a partir de las 11 en Moradillo 231.

Continuar leyendo este Titular: Colecta para niños que reciben tratamiento oncológico