noviembre 26, 2022

En junio, el déficit en el intercambio de bienes y servicios con el resto del mundo se situó en 79.600 millones de dólares, un descenso del 6,2 % respecto a mayo, según datos revisados ​​a la baja del Departamento de Comercio y publicados este jueves. .

Con estas cifras, la brecha comercial de EE.UU. se reduce por tercer mes consecutivo, pero sigue en números récord. En diciembre de 2021, EE. UU. registró un déficit comercial de 100.960 millones de dólares.

En la primera mitad de 2022, el déficit comercial total del país aumentó un 33,4%, en comparación con el mismo período de 2021, que ya estaba por las nubes. Esto se debió a que el rápido aumento de las importaciones superó al de las exportaciones, según el informe.

En los últimos dos meses ha habido una reducción en deficit comercial por la caída de la demanda global, la desaceleración de la economía y la escasez de materiales y repuestos importados, pero no por la efectividad de las políticas de Biden que han llevado a casi todos los indicadores económicos a registros negativos.

Las exportaciones aumentaron un 1,7% (260.800 millones de dólares) y las importaciones cayeron un 0,3% (340.400 millones de dólares).

Específicamente, las exportaciones de bienes y servicios aumentaron $4,300 millones el mes pasado a $260,800 millones, superando el récord anterior establecido en mayo, mientras que las importaciones cayeron $1,000 millones, según el departamento.

El oro, el gas natural, los aviones y los alimentos y piensos impulsaron las ventas de productos estadounidenses en el extranjero.

Las exportaciones de petróleo fueron las más altas registradas, con 29.100 millones de dólares, aunque las importaciones de petróleo también alcanzaron un máximo histórico de 27.800 millones de dólares, según el informe.

En cuanto a los servicios, incluidos los viajes y el transporte, las exportaciones aumentaron ligeramente. En contraste, las importaciones de automóviles y repuestos cayeron fuertemente.

La brecha comercial de EE. UU. con China se recuperó después de reducirse en mayo, aumentando $ 4.7 mil millones a un nuevo récord de $ 36.9 mil millones, gracias a un aumento en las importaciones después de caer el mes anterior. Esta cifra es la más alta en casi tres años.

En los últimos meses, las empresas se han apresurado a reponer las existencias agotadas en medio de una fuerte demanda de los compradores estadounidenses, pero la alta inflación ha generado preocupaciones de que los consumidores se están reteniendo, lo que ha llevado a las empresas a ser más cautelosas.

La Reserva Federal está aumentando agresivamente las tasas de interés para frenar la demanda y enfriar la inflación, lo que obliga a muchas familias a gastar una mayor parte de sus ingresos en bienes básicos.

Mahir Rasheed, economista de Oxford Economics, dijo que a pesar de la difícil situación de la economía mundial, «las exportaciones han mantenido una resistencia más fuerte de lo esperado».

El economista también advirtió que, con la Reserva Federal actuando para enfriar la demanda y frenar la inflación, «esperamos que la desaceleración actual de la economía detenga aún más los flujos comerciales en la segunda mitad de 2022».


Continuar leyendo este Titular: Baja déficit comercial, pero sigue en cifras récord