septiembre 26, 2022

En su última comparecencia ante la prensa antes de dejar su cargo, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos destacó este jueves los logros y desafíos que quedan en esta materia «que nunca termina», asegurando que «el mundo ha cambiado sustancialmente a lo largo de su mandato.

Explicó esta idea y dijo que el profundo impacto de la pandemia de COVID-19, los efectos crecientes del cambio climático y las repercusiones de la crisis alimentaria, energética y financiera resultante de la guerra contra Ucrania han sido los tres problemas principales.

A esto agregó que “la polarización dentro y entre los Estados ha alcanzado niveles extraordinarios y el multilateralismo está bajo presión”.

Pero de todos los problemas, destacó el cambio climático como el mayor desafío para todos en este momento.

“Los fenómenos meteorológicos extremos de los últimos meses han vuelto a poner de relieve la necesidad de tomar medidas urgentes para proteger nuestro planeta para las generaciones actuales y futuras. Satisfacer esta necesidad es el mayor desafío de derechos humanos de nuestro tiempo, y todos los Estados tenemos la obligación de trabajar juntos en este sentido, y cumplir con lo prometido, para hacer efectivo el derecho a un medio ambiente sano”, aseguró Michelle Bachelet.

Para el alto funcionario, cuyo último día como Alto Comisionado será el 31 de agosto, “la respuesta a la triple crisis planetaria de contaminación, cambio climático y pérdida de biodiversidad debe enfocarse en los derechos humanos, incluidos los derechos a la participación, el acceso a la información y la justicia, y abordar el impacto desproporcionado del daño ambiental en los más marginados y desfavorecidos”.

Al respecto, dijo sentirse orgullosa del esfuerzo y el fuerte apoyo que su Despacho le ha dado al tema ambiental y que ha culminado con el reciente reconocimiento del derecho universal a un medio ambiente sano y limpio por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

PMA/Evelyn Fey

El cambio climático es el mayor desafío para los derechos humanos. Comunidades agrícolas en Senegal restauran tierras degradadas para contrarrestar los efectos del cambio climático.

Avances en la abolición de la pena de muerte

Además de esa declaración, Bachelet mencionó los avances hacia la abolición de la pena de muerte como un avance en materia de derechos humanos, mencionando que 170 Estados la han eliminado o establecido una moratoria, de facto o de jure.

Sin embargo, dijo que seguía preocupado por el aumento del uso o la reanudación de la pena capital en otros países, incluidos Irán, Arabia Saudita, Myanmar y Singapur, y otros, como China y Vietnam, donde se siguen clasificando los datos sobre su uso. como secreto de Estado, lo que limita la posibilidad de escrutinio.

Tras señalar que la pandemia le impidió viajar y cumplir parte de su mandato como le hubiera gustado, explicó que cuando el COVID-19 le permitió retomar las visitas oficiales a países, pudo visitar Burkina Faso, Níger, Afganistán, China, Bosnia, Perú y Bangladesh.

Por ahí «He podido ver de primera mano el impacto del cambio climático, los conflictos armados, la crisis alimentaria y financiera, la retórica del odio, la discriminación sistemática y los desafíos de derechos humanos en torno a la migración, entre otros temas.«, él explicó.

E indicó que su Oficina ha trabajado, de muchas maneras, para ayudar a monitorear, involucrar y abogar por la protección y promoción de los derechos humanos.

“En la ONU, el diálogo, el compromiso, la cooperación, el seguimiento, la presentación de informes y la promoción deben estar en nuestro ADN. Hemos trabajado para tratar de cerrar la brecha entre el gobierno y la sociedad civil, para apoyar la implementación nacional de las obligaciones de derechos humanos y asesorar sobre reformas para adecuar las leyes y políticas a los estándares internacionales, para expandir nuestra presencia en el país, de modo que estemos en una una mejor posición para trabajar en estrecha colaboración con la gente sobre el terreno. Nos hemos pronunciado en privado y en público sobre cuestiones más amplias y específicas de cada país. Y hemos visto algunos avances”, afirmó.

Venezuela

A preguntas de diferentes periodistas, Bachelet respondió sobre la situación de los derechos humanos en varios países, entre ellos Venezuela, de los que dijo “ha habido avances, pero aún hay cosas por hacer, por ejemplo, hemos visto cómo se ha reducido el espacio de participación ciudadana”.

Entre los aspectos positivos mencionó que antes de su llegada al cargo de Alta Comisionada su Oficina no estaba dentro del país y ahora cuenta con 16 personas.

“Estamos pidiendo acceso a las audiencias judiciales y también hemos hecho recomendaciones. Aún queda mucho por hacer”, comentó Bachelet, quien agregó que, antes de dejar su mandato, espera poder hablar con el presidente Maduro porque le gustaría “que las conversaciones y las promesas se olviden”.

“Quiero, como siempre lo he hecho, darles una larga lista de temas que aún quedan por hacer”, agregó antes de subrayar que es muy importante que continúen las conversaciones con la oposición y el Gobierno.

“Ha habido varios socios trabajando y espero que puedan retomar y haya algunos acuerdos para que las próximas elecciones se hagan de manera transparente y justa para que los resultados realmente representen lo que quiere el pueblo de Venezuela. El diálogo político es fundamental”, concluyó.

Este migrante venezolano se vio obligado a dejar atrás su país y lleva consigo todas sus pertenencias en busca de una vida mejor.

© OPS/Karen González

Este migrante venezolano se vio obligado a dejar atrás su país y lleva consigo todas sus pertenencias en busca de una vida mejor.

México

A una pregunta sobre cómo está respondiendo el Gobierno de México al narcotráfico militarizando la lucha contra este flagelo, Bachelet dijo reconocer los desafíos que enfrenta el país en materia de seguridad.

Pero agregó: “Creo que se debe mantener la participación civil reconocida en la constitución de la guardia nacional y también creo que el uso de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública debe ser verdaderamente excepcionaldebe utilizarse como último recurso, con carácter temporal y supervisado por instituciones civiles independientes”.

Luego reiteró la disponibilidad de su Oficina para brindar asistencia técnica en el fortalecimiento de la participación ciudadana, así como para incrementar la transparencia y la rendición de cuentas.

“Creo que los pasos que ha dado México para enfrentar estos temas son positivos y los saludamos. Era importante que primero aceptaran la visita del Comité sobre Desapariciones Forzadas y creo que es importante que se cumpla esta recomendación. Y Quiero reiterar la necesidad de fortalecer la capacidad de…

Continuar leyendo este Titular: Bachelet: El cambio climático es el mayor desafío a los derechos humanos de nuestra era