septiembre 29, 2022

Durante una entrevista con Noticias ONU, Todt destacó la importancia de hacer de la seguridad vial parte de «la agenda global» y que «ojalá, gracias al trabajo que hacemos en la ONU junto con otras grandes organizaciones, crear más conciencia sobre esta pandemia silenciosa, haciéndola aún más visible«.

El enviado especial hizo estas declaraciones desde Buenos Aires donde concluyó la última etapa de su gira latinoamericana, que también lo llevó a México, Guatemala y Colombia.

«Están sucediendo muchas cosas en la región, pero por supuesto el número de víctimas sigue siendo demasiado alto“, declaró durante su misión que realizó en conjunto con el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas.

Recaudar más apoyo político y financiero

El principal objetivo de la misión fue obtener mayor apoyo político e incrementar la inversión financiera en seguridad vial, con el fin de impulsar el Plan Global para la Década de Acción para la Seguridad Vial que busca Reducir a la mitad el número de muertos y heridos por accidentes de tráfico en el mundo para 2030.

Paralelamente, el enviado también buscó fomentar alianzas para una movilidad segura y sostenible para todos, incluido el Banco Mundial, la sociedad civil y el sector privado.

“Tenemos 8.000 millones de personas en el mundo, y para esos 8.000 millones de usuarios de las vías la responsabilidad es compartida. Sería injusto decir que es solo una responsabilidad política, tiene que ser apoyada desde todos los sectores, poniendo la seguridad vial como la prioridad en cualquier agenda y garantizar el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (número) 3.6”, dijo.

UNAMA/Nasim Fekrat

Tráfico en Kabul, Afganistán.

Invertir en movilidad segura y sostenible

Además, Todt espera aumentar la conciencia sobre la movilidad segura y sostenible tanto en la región como más allá, de acuerdo con la meta número 11.2 de los Objetivos, además de crear conciencia sobre la seguridad vial y promover la nueva campaña de la ONU #StreetsForLife.

“Claro que la infraestructura vial es muy importante. La iluminación, los pasos de peatones (…) todo eso es parte del programa. Es fácil decir que hay que cambiar las infraestructuras, pero en realidad no es fácil hacerlo

Por ello, defiende una mayor aplicación de leyes y acciones cotidianas que ayuden a cambiar el perfil global de la seguridad vial.

“Tenemos que asegurarnos de que se aplique la ley, y que aún queda mucho por hacer en la educación vial relacionada con la formación de conductores y la obtención de la licencia de conducir, con el uso de cascos de moto homologados por la ONU, con el uso de asiento cinturones de seguridad, para evitar conducir bajo los efectos del alcohol y para garantizar que las personas no envíen mensajes de texto mientras conducen, son temas que estamos discutiendo muy de cerca con los gobiernos”, dijo.

El enviado especial continuará su gira mundial este año visitando Asia y África Oriental y Occidental.

En opinión de Todt, el continente africano es la parte del mundo más propensa a los accidentes, seguida de Asia.

Continuar leyendo este Titular: Arranca en América Latina la gira mundial para visibilizar la «pandemia» de los accidentes de tráfico